Picos 2016 Viana con IEV







En la comida de primavera del Club Viana, que cada año venimos celebrando en el refugio de la torreta de Valsalobre, coincidimos con un grupo de valencianos. Participaron de la comida como uno más, los acogimos con mucho cariño. Durante la comida y copeo posterior hablando nos contaron alguna cosa de Picos de Europa y sus exploraciones. Que pasada pensé yo, ¿Oye podríamos ir con vosotros?, ¿Nos invitáis?, a la semana siguiente ya teníamos la invitación oficial. Finalmente nos animamos dos, Pedro y yo (Jorge), pasamos a relatar un poco nuestros días por picos con nuestro nuevo club, Interclub Espeleo Valenciano.
Tras aceptar la invitación del Interclub Espeleo Valenciano para colaborar y participar en la expedición que organizan todos los años de exploración de cavidades en el Parque Nacional Picos de Europa.

Jueves 4 de agosto

Quedamos en la localidad madrileña de Venturada a las 12.00 e hicimos viaje a Pandébano en la localidad asturiana de Sotres. Llegamos al pueblo de Sotres a las 16.45, con una fuerte lluvia y nubes bajas. Tomamos un café en un bar de la plaza del pueblo y aclaramos la situación del aparcamiento de Pandébano donde dejamos aparcado el vehículo. Decir que en este lugar el aparcamiento está prohibido, y se necesitan unos permisos del Parque Nacional para dejar el coche, que pos supuesto llevábamos, jejejeje.





Llegamos al aparcamiento sin parar de llover. Cogimos los macutos, bastantes vacíos puesto que la mayoría de "trastos" habían subido anteriormente en el heliportaje, y nos dispusimos rumbo el Jou de los Cabrones. Allí estaba nuestro destino donde se había montado el campamento base de la expedición.
Tras dos horas andando bajo la lluvia y la niebla, llegamos al famoso Refugio de Urriellu, preguntamos al guarda del refugio por el tiempo y nos comenta que seguiría igual pero que no empeoraría, por lo que decidimos seguir hasta el Jou de los Cabrones, cuyo emplazamiento se encuentra en un hoyo rodeado de altas cumbres a su alrededor.



El track de la ruta de acceso es el siguiente, por si os interesa, para otros años jejeje:



Una vez allí nuestros amigos valencianos se encontraban esperándonos en las inmediaciones del campamento base. Tuvimos un agradable recibimiento de todos los miembros que se encontraban en el campamento base (Fletxa, Yulia, Joan, Pedro y José Antonio). Cogemos nuestros "trastos" que habían subido en el heliportaje, y disfrutamos de una agradable cena mientras charlamos y nos ponen al día de todos los trabajos que han realizado desde el día 29 de Julio hasta el día de nuestra llegada. Planeamos los trabajos para el día siguiente y a dormir a la tienda que el día había sido intenso y muy largo.




Viernes 5 de agosto



El plan era el siguiente: Joan y Pedro entrarían a la sima C8 a mirar una incógnita que había pendiente después del primer pozo de entrada (P22). Y el resto de expedicionarios (Jorge, Pedro Guillen, Fletxa, Yulia y José Antonio) iríamos a la zona del Neverón del Albo a realizar una exploración en la superficie del terreno con el fin de encontrar futuras simas.





Desayunamos todos juntos, y tras realizar unos trabajos de campamento, sobre las 11.30 Joan y Pedro parten para la boca de la cueva con el material necesario para adentrarse en ella. Sobre las 12.00 salimos el resto del grupo. Puesto que para ir a la zona de prospecciones debíamos pasar por la cavidad donde iban a ir Joan y Pedro nos encontramos a estos a punto de entrar en la boca de la sima y aprovechamos para charlar un poco más y tirarnos algunas fotos.



Al poco continuamos hacia la zona en busca de bocas de nuevas simas. Tras casi cuatro horas de peinar la zona exhaustivamente y sin haber encontrado ninguna nueva sima decidimos volver al campamento base a comer. A la vuelta, nos encontramos por el camino a Joan y Pedro que acababan de salir de la sima C8. Ellos sí que tenían buenas noticias.... Tras quitar nieve con la pala y desobstruir un pequeño derrumbamiento de rocas observan que existe un orificio que aspira aire, lo que quiere decir que puede que exista una boca superior que se comunique con dicha sima por el orificio.









Llegamos al campamento base bastante tarde, sobre las 17.30 aproximadamente, comemos y empezamos a planificar los trabajos del día siguiente. Al día siguiente Pedro y José Antonio se volvían por la mañana ya para casa, por lo que ya no podíamos contar con ellos.
Decidimos que Joan y Fletxa irían a la C8 a seguir desobstruyendo y Yulia, Pedro y yo iríamos a la sima JA19 (también llamada Abisu´l Xelu), a continuar los trabajos de desinstalación y porteo del material. Este trabajo se llevaba realizando varios días durante esta campaña. Esta cavidad tiene fama de ser "durilla".






También tomamos la decisión de que el equipo que iría a la JA19 nos dormiría en el campamento avanzado que se encontraba en las inmediaciones de la boca. Por lo que después de comer empezamos a preparar nuestros equipos de espeleo.




Antes de irnos nos despedimos de Pedro y José Antonio ya que para cuando volviésemos al día siguiente ya se habrían marchado. Sobre las 20.30 nos fuimos al campamento avanzado, esta maniobra nos hacía ganar una hora de pateo desde el campamento, además de llevar ya todo listo para entrar al día siguiente. Llegamos cenamos ligero y a dormir.



Sábado 6 de agosto

Nos levantamos a las 06.45, desayunamos en el campamento avanzado y nos vestimos de "romanos". A las 08.30 nos encontrábamos entrando en la boca de la JA19. Esta hora de entrada desde el campamento base nos hubiera supuesto madrugar bastante más. El objetivo de la entrada era bajar hasta la sala Tibloc a -308 metros, donde se encontraban las últimas sacas, ir remontando estas sacas por los pozos y desinstalando hasta la base del Pozo Fantasma. Luego una vez en el Pozo Fantasma sacar las sacas que pudiésemos hasta el exterior de la cavidad. Realmente era hacer lo que se pudiera esta era la meta soñada.




Decir que la cavidad tiene un P71 de entrada con cabecera muy estrecha y mucha nieve en la base, un P106 con bastante nieve, E3 (banqueta), P29 con los primero 6 metros estrechísimos, E5 (banqueta), P8, banqueta, P11, banqueta, P25 (pozo fantasma) con los primeros 6 metros bastante estrechos, banqueta, P18, banqueta, P7, banqueta y P45 que nos deja en la sala Tibloc. Todas las banquetas son extremadamente estrechas lo que dificultan muchísimo el avance, sobre todo cuando se lleva saca.




En bajar hasta la sala Tibloc, tardamos 2.30 horas. Hasta allí estaba instalada la cavidad y era donde se encontraba el último nido de material que se debía de sacar de la sima (6 sacas llenas, dos sacas vacías y dos botes estancos). Por el camino había repartidas bastantes sacas vacías para guardar cuando se fuese desinstalando las cuerdas y demás material. En dicha sala realizamos un pequeño almuerzo para recuperar fuerzas.
Empezamos a remontar las sacas por los pozos y las banquetas. Yo desde las cabeceras, Pedro desde la base de los pozos o colgado en la parte de los pozos más estrechas para ayudar a que pasasen las sacas, ya que se quedasen atascadas en las estrecheces, y Yulia pasando el material, desinstalando los pozos, ensacando el material recuperado, dejando todo limpio, en definitiva. Conseguimos dejar en la base del P11 el siguiente material: 5 sacas llenas, 1 saca vacía para la desinstalación y un bidón estanco. Además de varias sacas vacías repartidas por distintos lugares para la desinstalación. Cuando se dejó este material eran ya las 15.00 la hora límite que habíamos marcado para dejar los trabajo y no tener una salida muy tardía.
Conseguimos remontar todo el material hasta la base del P11, un éxito para lo que nos habíamos marcado ya que subimos el pozo fantasma y pasamos la banqueta antes del P11. Una vez allí. Pedro y yo cogimos una saca cada uno y Yulia dos sacas para ella solita. Lo más complicado para pasar con las sacas no eran los pozos, eran las estrechas banquetas. Aunque ¿qué era eso para Yulia?, perdón Súper Yulia.
Al llegar a la base del P106 y quedándonos después el P71, en estos pozos llenos de nieve y hielo, decidimos dejar pasar la primera a Yulia, nada de las damas primero ni parecido. Yulia iba más cargada y más rápido que nosotros, no queríamos que se quedara fría en las esperas. Menuda máquina está más fuerte que el vinagre.
A la salida, en la cabecera del P71 se encontraba esperándonos Fernando, un amigo que había venido a pasear, saludar y bajarse al día siguiente con Yulia para Pandébano. La ayuda en la cabecera con las sacas que nos bridó fue de agradecer, estás casi fuera viendo la luz y aún te queda esa cabecera estrecha e incómoda de pozo de salida de la cavidad (P71). La JA19 no regala nada, muy pero que muy cierto.




A las 20.00 nos encontrábamos todos fuera de la sima. Dejamos las sacas en el campamento avanzado y volvimos al campamento base, nos estaban esperando Joan y Fletxa. Cenamos y charlamos sobre cómo nos había ido el día a cada grupo. Ellos habían conseguido desobstruir una parte del paso de la C8 donde estuvieron trabajando, pero nos comentaron que todavía queda mucha faena en dicha incógnita. Esa misma noche después de cenar recibimos la agradable visita de Jorge, el guarda del refugio del Jou de Cabrones.




Domingo 7 de agosto

Día de descanso, de idas y venidas. Muy temprano se fueron Yulia y Fernando, Joan a media mañana y llegaron al campamento base los hermanos Oury (Miguel y Dani).
Ese día realizamos trabajos de campamento: abastecimiento de agua, duchas, colocación de nevera, limpieza, organización de material, bidones y trabajos varios.



Marcamos el plan, se decide cenar pronto y que los hermano Oury y yo, nos fuésemos a dormir al campamento avanzado para volver a entrar a la JA19. La idea era dormir allí, cerca la boca y entrar pronto. Fletxa y Pedro cuando se levantasen tirarían hacia la JA19 también y ya entre todos intentar dejar desinstalada la JA19 por completo.


Lunes 8 de agosto




Al día siguiente nos levantamos el equipo del campamento avanzado a las 08.00 y a las 09.30 nos encontrábamos entrando en la cavidad. Llegamos a la base del P11 donde comimos algo y a las 11.30 nos encontrábamos remontando las sacas por el P11. Conseguimos remontar el material y desinstalar dos pozos y dos banquetas hasta que a las 12.45 nos encontramos con Fletxa y Pedro en la banqueta existente entre el P8 y el P29.











Entre todo el equipo conseguimos el objetivo de sacar todas las sacas y dejar la cavidad completamente desinstalada. A las 19.10 Fletxa hacía los honores de quitar el último spit de la cavidad en la cabecera del pozo de entrada P71. Finalmente habíamos logrado sacar ese día de la cueva 11 sacas y dejar la cavidad completamente desinstalada. ¡¡LA JA19 YA ERA HISTORIA!!




Subimos las sacas hasta el campamento avanzado, desinstalando también el pasamanos de acceso a la cavidad que existía en una laja de roca por la cual se debe pasar para acceder a la sima. A las 20.40 abandonábamos el campamento avanzado dirección al campamento base.





Al llegar a la zona del Jou de los Cabrones decidimos parar en el Refugio y tomarnos una cerveza por el gran trabajo realizado. Luego llegamos al campamento base donde preparamos la cena con su agradable y amena charleta. Había mucho que celebrar, se había desinstalado por completo la cavidad JA19 después de varios años y además el martes día 9 a las 00.00 empezaba el cumpleaños de Fletxa. Después de cenar vinieron a acompañarnos los guardas del Refugio Jorge y Miguel y la sobremesa se alargó...

Martes 9 de agosto

Pedro y yo a las 08.00 de la mañana, nos levantamos para irnos, el día estaba muy feo, con mucha lluvia y niebla. Desayunamos y recogimos nuestros enseres personales, a las 10.00 estábamos listos para marcharnos de ese maravilloso lugar. Nos despedimos con gran pena de los compañeros de hazañas que quedaban en el campamento (Fletxa y los hermano Oury). También pasamos por el Refugio a despedirnos de Jorge y Miguel (los guardas).



Emprendimos la marcha hacia el aparcamiento de Pandébano, esta vez con mucho más peso que en la subida puesto que debíamos de bajar lo que subimos a la ida más lo que habíamos subido en el heliportaje, Pedro calculaba del orden de 22-25 kg. A las 12.15 nos encontrábamos en las inmediaciones del Refugio Urriellu, donde decidimos parar a tomar un café y descansar 15 minutos.



A las 14.00 nos encontrábamos ya en el aparcamiento de Pandébano dejando el macuto en el coche y poniendo rumbo a casa. A las 15.15 paramos a comer algo en la localidad cántabra de Unquera. Después de esos días de montaña menuda pizza nos gestionamos cada uno.


Finalmente, a las 20.00 llegamos a la localidad madrileña de Venturada, donde nos despedimos y cada uno para su casa. Pedro para Cercedilla y un servidor para Leganés. Poniendo fin a esta maravillosa actividad en la que disfrutamos tanto de la compañía, del entorno y de la cavidad.
Muchas gracias por todo al equipo humano del Interclub Espeleo Valenciano, por cómo nos habéis hecho sentir y del que ya nos sentimos parte. Esperemos coincidir pronto, como muy tarde en cabrones la campaña 2017. Mil gracias.






No hay comentarios:

Publicar un comentario