Sima del Bancal de la Nevera (10 de junio del 2012)




El domingo, 10 de junio salimos de Guadalajara para el Bancal de la Nevera

Dani
Pablo
Azahara
Diana
Alicia
Pepe

Algunos otros por motivos diversos, como suele pasar, fallaron en el último momento. Aún así éramos el equipo, por número, perfecto para la visita a una cavidad.
Esta vez esto tenía, además, el aliciente de ir a probar los tensores químicos resplandecientes que colocamos el mes pasado. Si quieres ver la reequipación de la sima, aquí te dejo el enlace.


http://clubviana.mejorforo.net/t257-reequipacion-completa-de-la-sima-del-bancal-de-la-nevera-con-tensores-quimicos-05-05-2012

Al llegar al refugio de la Alconera (está bien sin “h”) decidimos ir a pie hasta la boca de la sima porque los 3,4 Km que trascurren por la valleja de Valdehonguillo hasta las proximidades de la sima, aunque no están muy mal, podían dañar nuestros ya muy dañados coches. El paseo fue muy grato y disfrutamos de un paisaje verdaderamente suizo.

Una vez llegados al bonito sitio del Bancal, Dani y Pablo se decidieron a dar un paseo hasta Tragacete siguiendo el GR y los demás nos pusimos manos a la obra con la instalación de nuestros relucientes anclajes químicos.


A los escasos metros de la boca llegas a un desviador en la pared contraria a la cabecerera, desde donde se abre un soberbio cono que agranda enormemente las dimensiones del pozo de entrada.


Desde allí un par de fraccionamientos más y se llega a la Gran repisade -50m y que dista ya tan solo 20 m. de la base del pozo.


El descuelgue que está bajo la repisa y es volado hasta el suelo.


Una vez que ya estuvimos los cuatro en la base del P69 de entrada comenzamos a descender la rampa que te aproxima al R20. La rampa se le da un aire, aunque más modesto, a la Gran Pedrera del Cueto; de hecho el pozo de entrada tiene ese aire majestuoso y delicado que tienen los pozos de Cellagua.






Después de unos cien metros de rampa, te encuentras enfrente de ti una diaclasa de unos veinte metros por la que has de trepar. Es sencillo por la cantidad de formaciones con forma de seta que convierten el paso en una gran escalera.




Una vez arriba comienza un bonito meandro con gours que termina en una zona inundada en la que hay que progresar a través de de una expuesta oposición.






El agua de los laguitos estaba magnífica y aprovechamos para echar un trago.
Las tres chicas miran mientras hacemos un poco de oposición.


Desde allí arriba, y cuando vimos que el seguir en oposición por los laguitos conllevaría un chapuzón seguro, decidimos dar media vuelta y salir.



Acceso, Descripción, Topografía y Ficha Técnica imprimible, en la zona de descargas de este foro.

_________________

No hay comentarios:

Publicar un comentario