Reequipación completa de la Sima SC-16 con tensores químicos (26/03/2011)

Reequipación completa de la Sima SC-16 con tensores químicos (26/03/2011)


El 26 de marzo del 2011 Fernando, Guillermo y el que os habla, salimos para Uña con una bolsa llena de tensores químicos Fixe inox. y dos botes de resina epoxy, de la mejor calidad, con el fin de dejar la SC-16 con una equipación segura e imperecedera.

La equipación actual de la SC-16 estaba ya muy deteriorada por los años, de hecho aún era la que pusieron durante los ochenta los de Lobetum, club de Cuenca cuyos miembros se dejaron la vida en la topografía del río de esta cavidad.
El spit del R4+P7 tenía la rosca pasada y había que poner un natural en el que te jugabas la vida, la cabecera del P35 estaba ya en malas condiciones y caía en la misma vertical que el aporte de agua que se precipita desde el Paso de Todo.
Esta cavidad es de las emblemáticas de la zona centro, quizá por lo extensa de su zona horizontal, quizá por la belleza de las formaciones que adornan gran parte de la galería inferior, y por tanto es una de las más visitadas. Puedo decir a este respecto que mientras estábamos trabajando en su reequipación, se presentaron dos grupos distintos con intención de visitarla -evidentemente no les fue posible a los pobrecillos- y el día era realmente malo.
Como la resina epoxy seca muy rápido y pudiera secarse en el pitorro del dosificador, decidimos comenzar haciendo los taladros y la cama del tensor de bajada e irlos pegando todos de subida.
Comenzamos hincándole el diente al P11 de entrada, que los que conozcáis la cavidad sabréis que carecía de instalación alguna y tenía en su lugar un par de troncos secos y podridos para montar el rapel.




A un metro del árbol montamos el primer anclaje.




Os preguntareis que hace Fernando metiendo la radial, pues bien, un tensor químico no puede quedar puesto tan sólo con el espárrago en la roca, sino que ha de tener unos grados de inclinación en contra de la tracción y ha de tener la parte de la soldadura empotrada en la roca y tapada con resina. Algo así:


También pusimos un segundo anclaje un par de metros más abajo, y este ya te da la vertical limpia hasta la base del pozo.


En la pared izquierda de la base del pozo colocamos otro anclaje para asegurar el descenso del tubo.


El tubo te deja súbitamente en un P14, cuya instalación se encuentra elevada en la pared derecha del pozo. La cabecera es totalmente aérea y requiere del pedal. Colocamos tres anclajes en pasamanos, y he de decir que es un poco durillo.






Con un único anclaje y a modo de fraccionamiento equipamos el P6 que le sigue.




La base de este P6 da a un meandro que en unos metros se estrecha y desfonda. En oposición durante un par de metros es la forma de acceder a la cabecera del R4+P7 que le sigue. Este R4 tenía el spit trasroscado, así que montamos un natural, jugándonosla un poco.










Ya en la base del P7 aparece una corta galería con un pequeño aporte de agua que se mete por el legendario y temido Paso de Todo. Podéis ver el por qué de su fama.








En la entrada del Paso de todo montamos un químico y nos metimos los tres para dentro. Justo a la salida de esta estrechez hay una repisa-nicho que está colgada a modo de pequeño balcón sin barandilla sobre un soberbio P35, El Pozo Oscuro.
En el nicho no cabíamos los tres, así que yo monté la cabecera antigua (a la derecha) y me colgué cual jamón.


Al salir Fernando nos dimos cuenta de que si montábamos la cabecera del pozo a la izquierda evitábamos el molesto torrente que se precipita por el Paso de Todo, y evitábamos la roca descompuesta que tiene el rasante derecho del nicho. Es gracioso que Guille pilló la instantánea en la que Fernando y yo nos dábamos cuenta de las ventajas de la pared izquierda.



Después bajé a la repisa y Fernando y Guille se quedaron taladrando el nicho y la cabecera.








Podéis ver en esta última foto la lluvia, más bien catarata, que le está viniendo encima a Fernando.
Guille montó un anclaje en la pared izquierda del nicho para asegurar la salida al pasamanos.






Fernando y yo montamos dos anclajes en la repisa que tiene el pozo a -24. Por la molesta lluvia subimos arriba y comenzamos a pegar tensores.





La cabecera del Pozo Oscuro quedó así.


Como veis la cabecera queda en pasamanos, a la que se accede desde el reaseguro del nicho.


De subida fuimos pegándolo todo. Tengo algunas fotos de como quedó el pasamanos y cabecera del P14.


Esta es la salida hacia el tubo.


Guille pegó los anclajes del último pozo y cortó un espárrago oxidado que había. Intentamos hacer un trabajo sostenible.




Ya fuera, colocamos una nota con la fecha de la equipación para que nadie se colgara en 24 horas.




Quitamos los dos troncos de fuera, recogimos el chiringuito y nos largamos.








Os dejo un PDF con la ficha técnica de la nueva instalación. ¡Ah y perdonad que no usaramos gafas para manejar la radial, se nos olvidaron en casa!






No hay comentarios:

Publicar un comentario