EL SUMIDERO o la SIMA del CAMPO (12-09-2011)

EL SUMIDERO (o la SIMA del CAMPO)
El Pozuelo (Cuenca)





Salimos para el Pozuelo de "Guada", Guille, Jonatán, Jorge, Julio y el que os habla. En un periquete llegamos a el Pozuelo y dimos con el Sumidero siguiendo las instrucciones de Isidoro Ortiz, que nunca defraudan. La verdad es que existe un camino nuevo, mucho más rápido y con una pista excepcional. Si vais a ir en un turismo no dudeis en coger la segunda opción.


Acceso propuesto por Isidoro Ortiz


Nuevo Acceso



NUEVO ACCESO

Cruce 1.- 900 m después de la salida de la carretera propuesta por Isidoro Ortiz, encontraremos un nuevo cruce a la izquierda y ya en la misma entrada del pueblo. De allí parte a mano izquierda una pista en óptimas condiciones.

Cruce 2.- 3,400 km despues del cruce con la carretera encontraremos un nuevo cruce a mano izquierda. Este es el cruce del que sale una pista que sin dejarla nos llevará recta hasta la boca de la sima. ¡Ojo! del cruce parten dos pistas y habremos de coger la de la izquierda que se la ve más marcada y transitada.

Sima del Campo .- No habrá ninguna duda, puesto que la pista nos lleva hasta la mismísima boca, que está vallada con troncos de madera.




La boca de la sima está vallada con troncos de madera, por lo que no hay que perder mucho el tiempo buscando. El coche te lleva hasta la mismísima boca.

Una vez allí, comimos un poco y nos pusimos manos a la obra.











Una vez dentro del atrio sobre el que se precipita el agua en época de lluvias, te das cuenta que estás ante una de las cosas más bonitas que has visto nunca. La luz pasando por las tres aberturas del techo y los tonos verdosos del musgo de su interior, le dan un encanto muy especial.




Me pareció tan bonito que no puedo evitar el poneros un par de fotos más. Las fotos de la sala de entrada están bien, pero no hacen justicia a la grandiosidad y espectacularidad del lugar.









Desde el mismo porche de entrada sale un meandro que se adentra en el macizo. La tónica inicial el horizontal, hasta llegar a unas marmitas que te hace pasar por una cornisilla expuesta por la derecha. El paso tiene anclajes en fijo, pero no lo instalamos para darle más emoción, y porque era sencillo cruzar. Unos cien metros más adelante la zona horizontal termina y vemos como nuestro camino se desfonda por la derecha.

Guille y Jorge eran los encargados de hacer la vía Skat y Julio, Johnny y yo, la vía Normal. Jorge y Guille dieron un par de vueltas por ahí siguiendo las indicaciones de Isidoro hasta que dieron con la entrada de las gateras de la vía Skat. Resulto ser un calvario de gateras que te llevan 15 minutos de restregón en restregón.



Natural previo a cabecera de Pozo Skat


Gatera entre Natural y cabecera Skat


A la salida nos dimos cuenta que es mucho mas sencillo el acceso al pozo Skat por el meandro (datos precisos en zona de descarga).
El resto del equipillo nos pusimos a equipar la vía de los pocitos, que consistió básicamente en hacer el "Spiderman" por los techos del meandro.
La instalación de las dos vías está excelentemente hecha con parabolt inoxidable, y los "pocitos" tienen pasamanos atléticos para evitar el agua. Te hace falta el pedal en varios tramos del pasamanos para poder progresar.






Los dos primeros pasamanos -los montados por Isidoro en los 80- son los mas duros de todo el sumidero y tienen algún tramo que se vuelve un pequeño infierno.

Mientras tanto nuestros amigos de la Vía Skat estaban ya bajando como locos.










Los de los pocetes, aunque a un ritmo más lento, por razones obvias, seguían también ganándole profundidad al sumidero. Los pasamanos comenzaban a ser más asumibles.










Estando nosotros a mitad de camino ya oíamos a los del Skat por abajo.
El penúltimo rápel de la vía Skat tiene un paso (paso de la Penuria) que es incómodo de bajada e infernal de subida.





Jorge disponiéndose a entrar en la Penuria.


Los de los pocetes seguíamos sin solución de continuidad.





Ultimo fraccionamiento de la Vía Normal. Totalmente aéreo.


Ya en el fondo del sumidero nos juntamos toso, apretón de manos, descansar un poco, beber algo etc.







Julio, con Guille y Jorje se pusieron a desmontar los pocetes y Johnny y yo nos metimos con el Skat.

Julio y Guille desmontaron a pachas.










Cuando salimos fuera era todavía de día, pero la noche se nos echaba encima. Aún así tuvimos la oportunidad de ver el atrio de entrada nuevamente iluminado.



¡Para que luego digan que Johnny no es fotogénico!




Bueno, y como es preceptivo en nuestro club, a la salida nos dimos un homenaje.







Topografía, descripción y ficha técnica en zona de descargas de este foro.

__________

No hay comentarios:

Publicar un comentario